lunes, 23 de noviembre de 2009

La saga familiar de una familia apellidada HERMÉS




Fundada en 1837 por Thierry Hermés un talabartero especializado en elaborar sillas y artículos para montar y para los carruajes , se hizo famoso entre la alta sociedad francesa, por su tipo de costura muy especial . Su hijo Emile continuó la obra cambiándose a la tienda en Saint Honoré. Sus nietos, viendo la decadencia del caballo como transporte y la entrada del automóvil siguieron innovando en bolsas de piel y el uso del novedoso zipper. La cuarta generación de Hermés fue de mujeres, tres de las cuales al casarse introdujeron al grupo los apellidos Dumas, Guerrand y Puech .Junto con su suegro, Robert Dumas y Jean Rene Guerrand entraron a dirigir el negocio, además de que la ahora famosa bufanda o pañoleta de seda empezó a producirse y venderse como un símbolo de status desde mediados del siglo XX hasta la fecha.

La quinta generación fue de 17 primos y empezó a trabajar en la década de los setenta, y con el enorme crecimiento que sigue hasta la fecha. Jean Louis Dumas el tataranieto de Thierry Hermès , cambió el modus operandi , buscó atraer a un segmento más joven y con pretensiones entre los ejecutivos ,empresarios y profesionistas de ambos sexos al promover con audaces campañas de publicidad sus artículos, incluídas las corbatas con bellos diseños. También se diversificaron comprando empresas fabricantes de una variedad de productos que, aunque diferentes entre sí, reflejan la esencia de la empresa, complementando su línea principal. Hermès tiene ahora catorce divisiones y está en multitud de países con miles de empleados y grandes ventas globales, sin perder su toque de empresa familiar.

Un factor interesante es la cadena de cientos de tiendas Hermès por todo el mundo, que han sido diseñadas y decoradas por Rene, la esposa de Jean Louis Dumas y su estudio arquitectónico. El señor Dumas y sus ejecutivos clave y familiares cercanos lograron este crecimiento fenomenal de las últimas décadas sin perder jamás la visión de un mercado de lujo a nivel global donde la marca es un símbolo muy valioso.

Hermès ganó también reputación como maravillosos diseñadores y fabricantes de corbatas, fama y oficio que sigue hoy con el mismo éxito. Después llegaron los bellos y lujosos bolsos para las mujeres más elegantes, los vestidos, los trajes únicos…

Jean Louis Dumas, el saliente director artístico de Hermes, transformó la alta costura en un verdadero terreno de descubrimientos magníficos y nunca se cansó de buscar formas, de acoplar la particularidad de la moda con la totalidad de la cultura. No es la Moda algo aislado para Jean Louis Dumas, su genio es reconocido como el artífice de la reconquista de las grandes Pasarelas por parte de la casa Hermès. Dumas ha hecho de la firma verdadera protagonista de nuevos conceptos.
Los años de éxitos, de Jean Louis Dumas sin duda son el mejor aliciente y la mejor arma de Pierre Alexis Dumas. El no desdeñará –como gran creador y mejor estratega- la creativa de su padre que continúa esa tradición de la casa de pasar de una generación a otra manteniendo viva la mezcla de tradición y espíritu de búsqueda que son el corazón que ánima a las creaciones de la casa Hermès.



El relevo de Jean Louis a la siguiente generación, la sexta, se esperaba que fuese una transición turbulenta pero no sucedió, sino que se nombró sucesor a un ejecutivo no familiar veterano en la empresa y debajo de él entraron como co-directores, dos primos descendientes del fundador. Con humildad y visión a largo plazo la sucesión se dio en forma pacífica, además de que hay una regla del Protocolo familiar donde se estipula que ningún familiar puede tomar un puesto si hay una persona externa mas calificada.

La particularidad de Hermés es que una empresa familiar exitosa tiene un alma, una esencia que se transmite a través de las generaciones y que es motivo de arraigo, orgullo y preservación del patrimonio.




Gran favor les hizo Grace Kelly a Hermès apareciendo en una portada de Life con uno de sus bolsos. Publicidad que se vio correspondida con el consecuente bautizo de uno de los bolsos más famosos del mundo como Kelly. Jane Birkin también tuvo su momento de gloria, bohemia y musa de los diseñadores de la época, ayudó en la creación del bolso Birkin de Hermès, cuya demanda supera el ritmo de producción y la lista de espera puede ser de casi dos años. Los modelos, que pueden alcanzar los 30.000€, se encuentran bajo secreto de Estado en las tiendas Hermès, que mantienen en riguroso secreto la fecha de llegada de un ejemplar.



Como dato curioso os diré que una amiga mía posee algunos pañuelos de esta marca, a razón de 400 ó 500 € el modelo y cada vez que se pone uno, lo tiene que llevar al tinte, jjajajaajajaj, y es que digo yo que los chinos arreglan y solucionan mucho.


Hoy me regalo a mi misma las propuestas, ayer fue mi cumpleaños.




Aros


Manzana


Huidizo

12 comentarios:

Patricia dijo...

Primero de todo Felicidades!!! Me han gustado mucho las propuestas que te has regalado!! Y que decir de la historia de Hermès... cada día conocemos algo más de una marca de lujo!! En cuanto a los pañuelos, aquí no se cumple aquello de “Lo barato sale caro” Sino al revés “Lo caro sale carísimo”!!

Un beso,
Patricia

Florida Real dijo...

HOy por comodidad, me quedo con el primero, que los pies están molidos, después de las 4 horas y media que pase andando el sábado por el Museo del Prado ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡maravilloso!!!!!!!!!!!!!!!!!!. La historia fascinante y el precio de los pañuelos, nada, calderilla. Besos desde la Florida.

Ophelia dijo...

Muchísisisisisimas felicidades corazón! :D

Preciosa la última propuesta :)

Anónimo dijo...

Hoy solo quiero mandarte un abrazo enorme, decirte lo buena gente que eres, que me alegras cada mañana cuando abro esta página, que estás llenas de sensibilidad y de ternura, que deseo de todo corazón que ayer fuera un día especial para tí y que hoy no lo sea menos por que te lo mereces.
Muchos besos, tu amiga Mariví.

alma máter dijo...

Muchas felicidadesssssssssssss!!!

.. me quedo con la 1ª. Me encanta!

Un besote!

Laetitia´s Comptoir dijo...

Felicidades!!! con un poco de retraso... Un besazo guapa!

Cris dijo...

Felicidades!!!
Me encantan tus posts sobre la historia de las firmas de lujo.

Pon un Birkin en tu vida...si puedes permitírtelo :)

Bss!!!

A. Morgan dijo...

¡¡Felicidades!!. Adoro Hermés y algún día tendré mi Birkin. Bss

www.todoestilo.net dijo...

Felicidadesssssssssssssssss!!!! Muy buenas propuestas... eso sí, ¿por qué me haces soñar con un Hermés? A mí no me importaría llevarlo al tinte..., peeeerooo lo llevaría agarrado con una cadena y candado, no fuera a perderse!

Besos,

P.D.: Con lo de los chinos t'as pasado...esa calidaaaaadddd... ejem... jajaja

Nacho dijo...

Ah, mu bien!

Bubu dijo...

que interesante todo lo que escribes preciosa, me encantan las biografias y los datos curiosos, un beso amor y gracias por tu comment

Pau dijo...

Cumpleaños muy felix wapísima !!!!
Diez mil XXX