lunes, 19 de abril de 2010

Pruebas médicas e ilusiones perdidas

Cuando leáis este post, que por cierto, lo escribo el domingo, estaré camino del hospital para hacerme una prueba médica con sedación, creo que no aguantaría bien el dolor, estoy casi segura, así que, aquí estoy, con más miedo del que quisiera reconocer, por la prueba en sí, y por la sedación, debido a la falta de control en esos momentos de mi misma. Miedo a no despertar, miedo a que se descubra que algo que no debería estar ahí ha aparecido (la herencia genética es lo que tiene), miedo a que se complique todo... así que hoy soy nervio y miedo.

Para suavizar este momento voy a recordar con vosotros lo acontecido en la ilusión de mi hija Julia la semana pasada. Tras una Navidad llena de sospechas, los amigos ya le adelantaban que los padres eran los Reyes, pero su ilusión pudo más que nada de todo eso y debido a que descubrió un regalo en un cajón, que días después el Ratoncito Pérez le trajo a su hermano, vino a mi con lágrimas en los ojos y me dijo: Mamá, tenemos que hablar... en ese momento dejé todo lo que tenía en mis manos y atendí, ya que sus lágrimas me desarman más de lo justificable. Nos sentamos una frente a otra, Julia tiene 10 años, y me preguntó: Mamá el Ratoncito Pérez eres tú?????, noté como las lágrimas afloraban en mis ojos ante el descubrimiento, ya no había posibilidad de más engaños, mi respuesta fue "pero ¿a que ha sido precioso mientras lo has creído?, lloró en mis brazos ante la ilusión perdida... Como el momento era propicio para aclarar otros temas le dije si quería hacerme alguna pregunta más, a lo que ella respondió que no, que no dudaba de nada más. Me imagino esa cabeza dando vueltas a lo largo de toda la tarde y momentos antes de que viniesen mis amigos de cena de sábado, volvió a la carga y llegó toda alicaída ante mi y preguntó... ENTONCES LOS REYES MAGOS... no hubiese querido que llegase ese momento, sobre todo para Julia, es una niña muy fantasiosa, pero lamantándolo en el alma le respondí... papá y mamá han estado orgullosísismos de que tuvieses esa ilusión, pero siempre celebraremos en casa ese día con la alegría de estos años.
Qué pena me da que crezcan mis hijos, soy terriblemente egoísta, pero no puedo evitar sentir que algo se quiebra en mi cada vez que tomo conciencia de su "madurez", mi adolescente está creciendo por momentos, mi adorada Julia, pese a su cuerpo infantil aún y su corta estatura crece y se vislumbra una joven maravillosa, llena de silencios, casi casi como su hermana, y mi hombrecito no deja de recordarme lo mucho que me quiere, casi tanto como yo a él.
Así que hoy permitidme que le pida a Dios, que sé me escucha, que me deje disfrutar de ellos una larga vida.

Hasta mañana si todo sale bien.

Oasis


Menor


Basico

16 comentarios:

Florida Real dijo...

No era consciente de la preocupación que tu prueba conlleva en ti. El sábado todo fueron risitas al verte con tu botellita de zumo, pues tu cuerpo no admitía otra cosa. Pero cuando esta tarde estés leyendo estas palabras, dirás: ¡pero qué exagerada soy! Si esto son cosas que sehacen todo los días... Pero para nosotros no es así. Espero que tus deseos se hagan realidad y podamos compartirlos. Muchismos besos desde la Florida.

Bimbi dijo...

Deseo de todo corazón que tus ilusiones se cumplan.

Un beso enorme

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Ojalá que tus sospechas se deshagan tras las pruebas

Cruzaré los dedos.

Tu hija es adorable.

Ánimo

Patricia dijo...

Guapísima te envío toda mi energía y mi amor para que hoy todo salga perfecto y mañana nos cuentes lo bien que ha ido todo! De verdad que deseo leer un post así!!

Muchísimo animos y muchos besos!
Patricia

Fashion dijo...

Cariño, ya verás cómo todo saldrá bien y mañana estaremos leyendo un post muy alegre, divertido y muy emotivo. Me ha encantado cómo has contado el descubrimiento de Julia, me he emocionado mucho.

Ánimos para la prueba de hoy y un besazo enorme lleno de fuerza!!

Anita Patata Frita dijo...

Mucho ánimo y digo como bimbi que todos tus deseos se cumplan.

Que ternura tu niña.

:)

Alegría dijo...

¡Vaya, pues no veo las teclas al escribirte... las intuyo sólo...!
Rezaré por ti, y esperaré y confiaré, que todo vaya bien.
No puedo acertar a decirte nada más; has removido demasiadas cosas en mi interior. Coge mi mano...

Anónimo dijo...

Que frágiles resultamos ser a veces, y no solo por pensar en lo que nos pudiera ocurrir a nosostros mismos, sino por la falta que les hacemos a nuestras familias que como tu bien dices lo más maravilloso en la vida de una mujer, son sus hijos. Todo mi cariño y todas mis fuerzas son hoy para ti. Espero que cuando leas esto, tu mente esté un poquito más despejada y con más luz. Muchos besos metálicas.

MARIETA dijo...

Espero que todo bien... Yo ya he vuelto, mira qué casualidad el mismo día y casi por lo mismo.
Ya te cuento cómo me fue.

Mi Antoncio es muy pequeo, espero que mantenga la ilusión todo el tiempo que pueda... Recuerdo mi "descubrimiento" como un momento traumático...

Saludiños.

Ophelia dijo...

Muchísima suerte, seguro que todo va a salir bien :)
Un besazo enorme y un abrazo! Todo irá bien...

alma máter dijo...

Ya verás como todo sale bien, guapa!!!! amossss.. te lo digo yo, que nunca me equivoco.

Un beso fuertote!!!

begoña4 dijo...

Ya te planteas no verlos crecer...mucho animo y fuerza,que solo sea el disgusto de antaño y desaparezca.besos guapetona.

www.todoestilo.net dijo...

Me impresiona tu capacidad de transmitir sentimientos, sobre todo ese amor por los tuyos, siempre consigues emocionarme.
Sé que a estas horas la prueba ya habrá pasado y estarás disfrutando de tu familia. Sé que todo habrá salido bien, porque os lo merecéis, tú y los tuyos.


Besos,

Silvialuz dijo...

Bueno, ya te han dado muchos ánimos y yo llego un poco tarde, todo debe haber pasado ya y seguramente tendrás que esperar resultados no? Toda la energía positiva desde el otro lado del charco. Me encantó tu reseña del momento difícil, mis hijos por suerte no me preguntaron nada, lo averiguaron y se hicieron los tontos para que YO siga creyendo, jaja. Un besote enorme.

The LadyMissJo dijo...

Hola guapa, acabo de descubrir tu blog y me ha encantado la entrada, me has hecho llorar y todo (yo aún no soy madre)
Te leo mañana que estarás animada y feliz, ya lo verás.

Besos.

A. Morgan dijo...

Mi hija tiene ocho años y me queda poquito.
Se me han saltado las lagrimas con tu post. Bss