lunes, 30 de noviembre de 2009

Fortuny y su modelo Delfos





Mariano Fortuny y Madrazo (Granada, 1871-Venecia, 1949), gran diseñador español, artista cosmopolita del periodo Fin de Siglo, nacido en el seno de una de las más ilustres familia de pintores españoles del siglo XIX, fue autor de una amplia y polifacética producción artística en campos tan diversos como la pintura, el grabado, la fotografía, el diseño, la moda, la luminotecnia y la escenografía teatral; producción concebida desde el anhelo manifestado por su autor de conseguir la belleza en todos los órdenes, un sentimiento esteticista que siempre acompañó a Fortuny y que se convirtió en el motivo fundamental de su existencia.

Aunque no era modisto consiguió crear el único vestido que se ha ganado un sitio en la historia: el Delfos, un traje de seda plisada inspirado en los chitones de la Antigua Grecia. Como el chitón, caía desde los hombros hasta los pies sin costuras que le dieran forma, relleno o tela recogida.



El modelo, creado en 1907 fue calificado de inmediato por los entendidos de obra de arte. El Delfos era un vestido, que, sin mostrar nada, tampoco lo escondía y proporcionaba a la mujer la libertad de movimientos que anhelaba. Así, esta túnica se convirtió en el último grito entre las estrellas de la danza moderna, como Isadora Duncan o Martha Graham.

Su interés por las telas y los colores le llevó a trabajar con terciopelos, sedas y a experimentar con las técnicas de estampado.
Su primera creación fue el chal Knossos, una túnica de corte similar a un sari confeccionada con seda estampada. Este modelo fue usado entre otras por Mata Hari.

El Delfos nació de un simple retal de seda que Fortuny consiguió plisar de forma permanente con un método secreto que todavía no ha logrado aclararse. Otro misterio lo constituyen los sutiles matices cromáticos de la tela. Todos estos detalles convirtieron al vestido de Fortuny en una pieza de museo.



Para completar el estudio del modelo, hay que fijarse en el color del mismo. Fortuny, como todo buen pintor, amaba el color y, tanto en sus telas estampadas como en sus vestidos, supo plasmar magistralmente este sentimiento. La deslumbrante gama cromática de la que hacen gala los Delphos –azules índigos, verdes esmeraldas, rojos cochinilla, naranjas, rosas, blancos marfileños, violetas...-, de matices irisados y cambiantes a la luz, se debe a los tintes empleados por Fortuny en su fabricación. Todos ellos naturales, bien de origen mineral u orgánico, fueron elaborados mediante fórmulas secretas extraídas de antiguos manuales y tratados sobre el arte de la tintorería, así como de viejas recetas que le fueron confiadas por ancianos artesanos de la región del Véneto.



Fortuny nunca reveló estas fórmulas y de ello se alimenta la leyenda del artista, según la cual, al día siguiente de su muerte, su viuda Henriette arrojó a las aguas de los canales de Venecia los colores elaborados por su marido, para que nadie pudiera imitarlos. Algo que, de ser verdad, consiguió realmente, porque a pesar de los numerosos análisis que se han efectuado de los tejidos, todavía no ha sido posible encontrar la fórmula de estos colores, por lo que la reproducción perfecta de los mismos no es aún hoy por hoy factible.


Mañana prometo pormenores del REENCUENTRO del sábado, pero os puedo adelantar que toqué la felicidad desde el primer instante.


Rincón


En Marcha


Cae

16 comentarios:

Florida Real dijo...

Jolines, porqueyolovalgo, ojo lo que sabes. Vaya manera de ilustrarnos. Hoy me quedo con tu primera propuesta y esperamos noticias de tu reencuentro, aunque algunas ya sepamos algo, pero tienes que compartirlo que tus seguidores. Besos desde la Florida.

isabel dijo...

Ya puedo irme a la cama, ¿no?. Gracias por ponerme la tarea de saber una cosa más cada día, tan fácil. Y además, hacerlo de una manera tan amena.
Me alegra saber que estuviste radiante. Espero una buena crónica.
Hoy me pido la segunda propuesta, que aquí está helando y tengo un abrigo que le va a quedar cañón.
Besos desde Estella.

Fashion dijo...

Me quedo con tu segunda propuesta y síguenos informando, please!

Bimbi dijo...

Hija mia da gusto entrar en tu página. Uno se divierte y encima aprende.
Yo para ir al curro y que me despidan llevaría el taconazo del conjunto 2 jejeje

Un beso guapa y espero con ganas que nos cuentes ese reencuentro

Bimbi dijo...

Hija mia da gusto entrar en tu página. Uno se divierte y encima aprende.
Yo para ir al curro y que me despidan llevaría el taconazo del conjunto 2 jejeje

Un beso guapa y espero con ganas que nos cuentes ese reencuentro

Nacho dijo...

¿Y qué pasó con ese reencuentro bupero?

Demoda dijo...

Me alegro que disfrutarás el sábado, te venía muy bien. Espero ansiosa la crónica y el outfit.
Un beso y pásate por mi blog que hay sorteo.

Patricia dijo...

Genial la explicación... el vestido es precioso. Me quedo con la segunda propuesta... pero que paso en el reencuentro??? Mañana más...

Un beso,
Patricia

Cris dijo...

Ese vestido es una obra de arte, maravilloso.
qué bien lo de tu reencuentro, cuenta, cuenta!!!

bss!!!

Beth Février dijo...

Guaauuu!! que buen post! informativo, ilustrativo e interesante!! Me encanta que nos enseñen cosas nuevas!

Gracias!

Un beso

www.bethfevrier.com

Laetitia´s Comptoir dijo...

Eres buenísima! así te enteras de más cosas, la verdad...el tercer look es fantástico! me encanta ese rollo "crucero"..

www.todoestilo.net dijo...

Qué interesante tu post de hoy!

Besos,

alma máter dijo...

Las botas del 3º ¡¡miassssss!!!!!!

Un besote!

No-sin-mis-chancletillas dijo...

El vestido es realmente precioso. Nada mas verlo y sin saber que esta inspirado en la antigua induentaria griega, ya te trasporta inmediatamente alli con la imaginacion. Me gusta muchisimo.
Besos

ANATXU dijo...

Hola! Gracias por pasarte por mi rincóncito! Me encantan tus proouestas! Te seguiré!

Muaksssssssss

Ophelia dijo...

Muchas gracias corazón y he de darte la razón en muchas cosas, eso es un lugar de peregrinaje y convivencia familiar o con amigos, pero a mí no me llena esa parafernalia nueva que se ha construido a base oro, ostentosos retablos, famosos, flashes, cámaras, gentío, comas etílicos y todo lo demás que conlleva que esté de moda. Para mí es una pena que si se pregona humildad, peregrinaje, reflexión, meditación, compartir y servir; la gente lo único que quiere es llevar las flores más caras, lo más ostentoso, los trajes más caros y todo lo demás. Una pena porque depende del ambiente que te muevas será algo más familiar y entrañable.

Jo, lo siento por el rollo... :(

un besito! :D